¿Quiere recibir Comunidad TDAH en su correo de forma gratuita?
Edición nº11 | MiÚrcoles, 24 de julio de 2013  |  Hemeroteca
«Volver
EN PORTADA
MARIANO TRILLO, PSIQUIATRA INFANTO-JUVENIL DEL CENTRO AVANZA DE BARCELONA
“Los pacientes con TDAH no tratados echan cada vez más material a la mochila de la comorbilidad”
Confía en que, en el futuro, se podrá determinar con pruebas genéticas a qué medicación responderá mejor cada persona

Redacción. Madrid
El psiquiatra infanto-juvenil Mariano Trillo se dedica “casi en exclusiva” al TDAH, un trastorno que, afirma, no es que esté de moda sino que, realmente, afecta a siete de cada 100 personas. Al fundador y director médico del centro de Psiquiatría, Psicología y aprendizaje Avanza de Barcelona no le gusta el término “trastorno” y prefiere hablar de “cerebros diferentes”, que, bien controlados, pueden dar como resultado “grandes historias de éxito”, ya que las personas con TDAH son “visionarias, intuitivas, creativas, trabajadoras y enérgicas”.

Trillo habla de los distintos perfiles del niño con TDAH.

¿Cuál es su visión del TDAH?

Me dedico casi en exclusiva a TDAH y no es un trastorno que está de moda, como se dice ahora, sino que, realmente, tiene una frecuencia de aproximadamente siete de cada 100 personas y que evoluciona muy bien con tratamiento. Sin tratamiento no evoluciona tan bien, así que es importante tratarlo y ser consciente de su existencia.

Como Avanza es un centro especializado, ¿los padres ya llegan con una idea de lo que les sucede a sus hijos?

Algunos sí y otros no. Hay algunos que ya vienen de una situación en la que alguien ha sugerido que el niño podría tener un TDAH –colegios, psicólogos, etc.-, pero muchos padres vienen simplemente por un síntoma, por ejemplo por problemas de conducta del niño o del rendimiento escolar, y nosotros hacemos el diagnóstico a partir de ahí.

¿La hiperactividad es más fácil de detectar que el déficit de atención?

No siempre la hiperactividad llama la atención. Hay padres que llegan a la consulta y, cuando les preguntas cómo es de inquieto su hijo, dicen que es un niño movido, pero no hiperactivo. Los profesionales les tenemos que decir que ser movido o muy movido ya es ser hiperactivo. A veces, la gente piensa que un niño hiperactivo tiene que ser la reencarnación de Atila, rey de los Hunos, pero no es el caso.

El especialista en Psiquiatría infantil explica cuáles son las comorbilidades del TDAH.

Siempre insisto en que hay que buscar síntomas de inquietud, como que se muerda las uñas, que desmonte los bolígrafos y los vuelva a montar, que enrede con la silla, que no pare de mover la pierna… Hay muchos hiperactivos que no tienen más síntomas que esos. Los síntomas de déficit de atención tienen consecuencias a nivel académico. Son chavales que, por su capacidad intelectual, podrían funcionar a un nivel mucho mejor del que están; pero todo esto es susceptible de mejorar con el tratamiento.

Una vez que se inicia el tratamiento, ¿cuándo se nota la mejoría?

Depende. En el caso del tratamiento farmacológico, la mayoría de la medicación tiene un efecto bastante rápido, los cambios se ven en días y los padres son los primeros sorprendidos porque son mejor de lo que esperaban. Las terapias de reeducación son más lentas, los cambios se adquieren poco a poco, pero tienen la ventaja de que lo que aprendes, teóricamente, te queda para toda la vida. La medicación es sintomática, ayuda a corregir síntomas, pero sí que es cierto que la evolución del TDAH es positiva muchas veces, es decir, que con los años vas teniendo menos síntomas, sobre todo cuando se ha seguido el tratamiento adecuado. 

¿Qué ocurre en la edad adulta cuando no se ha seguido el tratamiento adecuado desde la infancia?

Por un lado, están los síntomas del TDAH que no se corrigen con el tiempo, como problemas de concentración, dificultades de planificación, despistes, olvidos, desorden, impulsividad… Y, por otro, van echando cada vez más material a la mochila de la comorbilidad: problemas de ansiedad y de autoestima, depresiones, problemas para mantener las relaciones personales, problemas para conservar el trabajo… El adulto con TDAH no tratado, salvo que haya tenido una evolución muy buena por su propia neurología, es una persona que, con los años, puede acabar muy castigada y que sufre.

De padres con TDAH, hijos con TDAH.

¿Cree que, en el futuro, será más sencillo tratar el TDAH?

Parece ser que vamos en una dirección en la que, en el futuro, se podrá determinar por pruebas genéticas cuál será la medicación a la que una persona probablemente responderá, tanto en niños como en adultos. También es cierto que, cuantas más opciones de tratamiento farmacológico tengamos, siempre será más fácil encontrar la que le irá bien a cada persona. Cuando teníamos muy poco arsenal de medicación, los fármacos que había o funcionaban o no funcionaban, pero cada vez tenemos más opciones.

¿Cómo informan al paciente y a su familia sobre el trastorno?

La primera evaluación consiste en una visita larga sólo con los padres y otra con el chico, sin los padres, porque los padres no se sienten del todo cómodos contándote según qué síntomas delante del niño, más aún si es un adolescente, y para los chavales es muy importante entender qué les pasa porque si conocen bien sus síntomas son mucho más capaces de controlarlos. Luego, con los padres se hace otra visita larga en la que se les explica cuál es el diagnóstico, si hay que hacer pruebas complementarias, cuáles pueden ser los diagnósticos comórbidos y, a partir de ahí, se hace un plan de tratamiento individualizado.

Los mitos sobre el TDAH, según el psiquiatra infantil.

Hay chavales que sólo con medicación funcionan muy bien y otros que necesitan terapia. En cualquier caso, la información es fundamental porque una persona bien informada siempre va a tomar mejores decisiones.

¿Cuáles son los rasgos positivos de las personas con TDAH?

La palabra “trastorno” en sí me molesta muchísimo. En inglés se dice disorder (desorden), pero en castellano quedaba un poco raro y alguien eligió “trastorno”. Yo prefiero hablar de un cerebro diferente. Lo que les digo a los pacientes es que si se aprovechan de las ventajas de ser TDAH y controlan los inconvenientes, funcionarán estupendamente. Hay personas con TDAH magníficas y con grandes historias de éxito. Son visionarios, intuitivos, grandes creativos, tienen una gran capacidad de trabajo por su energía… Lo que pasa es que esto tiene que estar canalizado y los síntomas negativos, controlados, porque te pueden meter en líos. Si controlas los síntomas negativos, la evolución puede ser muy buena.

 

© 2004 - Sanitaria 2000, S.L.
Todos los derechos reservados.

Para solicitar el envío de Comunidad TDAH o para contactar con nosotros,
haga click en el siguiente enlace: contacto@comunidad-tdah.com