¿Quiere recibir Comunidad TDAH en su correo de forma gratuita?
Edición nº19 | Lunes, 09 de junio de 2014  |  Hemeroteca
«Volver
LOS PACIENTES IMPORTAN
LOS PADRES DEBEN CUNDIR CON EL EJEMPLO Y CONTROLAR EL ESTRÉS
El 75% de los niños con TDAH tiene dificultad para autorregular las emociones
El especialista Jesús Bernal explica que, en el aspecto emocional, estos chavales “tienen un motor de fórmula 1, pero unos frenos de bicicleta”

Sandra Melgarejo. Barcelona
El 75 por ciento de los niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) tiene dificultades para autorregular las emociones, por lo que presenta una baja tolerancia a la frustración, irritabilidad, cambios súbitos del estado de ánimo, explosiones de ira verbales y conductuales, etc. Así lo ha puesto de manifiesto José J. Bauermeister, investigador científico en el Instituto de Investigación de Ciencias de la Conducta de la Universidad de Puerto Rico, quien ha moderado la tertulia ‘El torbellino emocional de los afectados. Claves para mejorar su manejo en el hogar’, celebrada durante el 5º Congreso Nacional de TDAH.

Jes˙s Bernal, JosÚ Ramˇn Gamo, Mariano Trillo y JosÚ J. Bauermeister

Arriba, Jesús Bernal y José Ramón Gamo. Debajo, Mariano Trillo
y José J. Bauermeister.

“Gestionar las emociones es la tarea más complicada que tenemos los seres humanos y, en este sentido, la maduración del cerebro de los afectados por TDAH es más lenta”, ha detallado Jesús Bernal, director de Programas de Formación en Terapia Familiar del Centro Antheo de Valladolid. “Los niños con TDAH tienen muchas dificultades; el nivel de exigencia es altísimo desde el punto de vista social y, sobre todo, emocional. La responsabilidad de los adultos (padres, profesores, etc.) es crear condiciones para que aprendan a regularse y cuidar nuestra propia autorregulación emocional porque si nosotros no lo hacemos, difícilmente lo aprenderán los niños”.

Bernal ha explicado que la función de la familia es fundamental: “En el aspecto emocional, los niños con TDAH tienen un motor de fórmula 1, pero unos frenos de bicicleta. Hay que trabajar bien el departamento de frenos y los adultos también tienen que hacerlo y tienen que aprender a manejar el estrés”.

En la misma línea, José Ramón Gamo, especialista en Neuropsicólogía infantil y director pedagógico del Centro de Atención a la Diversidad Educativa (CADE), ha comentado que “los padres educan por modelo y modelaje, pero difícilmente van a poder hacerlo bien si están estresados”. El neuropsicólogo ha indicado que “el ‘torbellino emocional’ de los chavales con TDAH les afecta en su relación con el entorno: amigos, padres y profesores, pero nadie se para a medir el impacto”.

No obstante, Mariano Trillo, director médico del centro de Psiquiatría, Psicología y aprendizaje Avanza de Barcelona, ha señalado que “las emociones de los niños con TDAH son intensas e inmediatas; viven en el aquí y ahora, así que sus emociones son extremas, pero se les pasan pronto”.

Trillo ha advertido de que los adultos “culpabilizan constantemente a los niños con TDAH y les hunden la autoestima”. En este sentido, Gamo ha lanzado un consejo: “El nivel de esfuerzo de los niños con TDAH es muy superior al de cualquier otro chaval, pero solo se valora el resultado y se desvaloriza el esfuerzo. Los padres tienen que reinventar lo que esperan de sus hijos y no crearse falsas expectativas, porque la frustración hace que pierdan asertividad”.

 

© 2004 - Sanitaria 2000, S.L.
Todos los derechos reservados.

Para solicitar el envío de Comunidad TDAH o para contactar con nosotros,
haga click en el siguiente enlace: contacto@comunidad-tdah.com