¿Quiere recibir Comunidad TDAH en su correo de forma gratuita?
Edición nº11 | MiÚrcoles, 24 de julio de 2013  |  Hemeroteca
«Volver
ACTUALIDAD
VII JORNADA DE ACTUALIZACIÓN EN PSIQUIATRÍA INFANTIL Y ADOLESCENTE
La mitad de los niños con TDAH padece trastorno específico del aprendizaje
A la hiperactividad y distracciones se unen dificultades para leer ágilmente, comprender y expresar por escrito lo que saben

Redacción. Madrid
Aproximadamente la mitad de los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) padece, además, un trastorno del aprendizaje que les dificulta aún más progresar en sus obligaciones escolares. Así lo ha afirmado Isabel Ojales, profesora de la Facultad de Psicología de la UNED, durante la  jornada ‘TDAH y DSM-5: Desde la Biología a la Clínica Multidisciplinar’, organizada por la Sociedad Vasco-Navarra de Psiquiatría, la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente de la Clínica Universidad de Navarra y el Servicio Navarro de Salud (Osasunbidea) en Pamplona, que ha reunido a más de 140 especialistas.

Isabel Orjales

Isabel Orjales.

Orjales ha explicado que “además de las medidas habituales de compensación en el aula, hay que insistir en la necesidad de formar más a fondo a los profesores en la comprensión de un trastorno que va asociado a una inmadurez crónica que hace que los niños se comporten, organicen y trabajen como niños dos o tres años más pequeños que sus compañeros de clase”. 

“Desde el punto de vista de la intervención psicoeducativa, debemos todavía ir más allá de las adaptaciones metodológicas en la escuela y promover la implantación y generalización de programas de tratamiento individualizados que incidan sobre la disfunción ejecutiva y los problemas del aprendizaje. Especialmente importantes son estos programas si tenemos en cuenta que en esta patología psiquiátrica, uno de cada dos niños presenta, además, un trastorno específico del aprendizaje”, ha destacado.

Un trastorno del aprendizaje se caracteriza por la presencia, en un individuo de inteligencia normal, de dificultades en la adquisición y uso de habilidades de la lectura, escritura, razonamiento o habilidades matemáticas debido a disfunciones del sistema nervioso central.

A los niños con TDAH les cuesta mucho más adquirir conocimientos por la fatiga que experimentan en tareas que requieren atención sostenida, por su tendencia a distraerse y perder información y por sus dificultades para pensar de forma estructurada, planificar y organizar su trabajo, recordar fechas de entrega y evaluar y subsanar sus errores. Algo poco compatible con la exigencia de tomar apuntes, cumplir a diario con los deberes, superar exámenes constantes y estudiar acorde a un programa externo, como sucede en Secundaria y Bachillerato.

En este sentido, la especialista ha afirmado que la universidad cuenta “con más ventajas para los alumnos con TDAH empezando por que las materias elegidas suelen ser más afines a otras habilidades de los chicos y pasando por una metodología más amigable para estos chicos”. “Esta situación se agrava en aproximadamente la mitad de los casos que sufren, además, un trastorno del aprendizaje que, la sombra del TDAH, queda muchas veces sin diagnóstico”, ha agregado.

Así, ha instado a los padres y al personal docente a “formarse en ambos trastornos, para  aprender a detectar los niños con estas dificultades, recoger información sobre su evolución y proporcionarla a los especialistas para su evaluación más temprana y efectiva”. “A partir de los ocho o nueve años, si no antes, todo niño que sea evaluado por sospecha de TDAH debería ser evaluado también para descartar un trastorno del aprendizaje”.

En este contexto, Ojales ha puesto de relieve “la importancia de realizar una evaluación diagnóstica multidisciplinar profundizando (más allá de las simples puntuaciones de los cuestionarios y de los test) en el conocimiento del comportamiento de los niños, en su historia y evolución, en los estresores ambientales y en el modo de afrontar y resolver las tareas”.

Los síntomas nucleares del TDAH mejoran con la maduración y el entrenamiento, pero la optimización de la detección, del diagnóstico y del diseño de  la intervención dependerá de que se consiga  una buena comunicación, actuación y coordinación entre todos los profesionales implicados.
 

 

© 2004 - Sanitaria 2000, S.L.
Todos los derechos reservados.

Para solicitar el envío de Comunidad TDAH o para contactar con nosotros,
haga click en el siguiente enlace: contacto@comunidad-tdah.com