¿Quiere recibir Comunidad TDAH en su correo de forma gratuita?
Edición nº4 | Jueves, 13 de diciembre de 2012  |  Hemeroteca
«Volver
EN EL COLEGIO
ORIENTAR AL PROFESOR FACILITA EL APRENDIZAJE DE ESTOS ALUMNOS
Consejos para mejorar el rendimiento del niño con TDAH en clase
Las pautas para controlar los estímulos del aula y evitar distracciones son sencillas

Sandra Melgarejo. Madrid
Un abordaje completo del TDAH debe incluir una orientación cognitiva-conductual en el colegio del niño, para que los profesores puedan coordinarse con las familias y facilitar el aprendizaje dentro del aula. Así lo recomienda Ana Pareja, psicóloga de ILD Psicología, quien asegura que los alumnos con TDAH “necesitan ambientes más estructurados porque tienen limitaciones en el mantenimiento de la atención, en el autocontrol y en la conducta”.

Aunque Pareja reconoce que manejar una clase de 30 alumnos “a veces no es fácil”, la especialista en TDAH afirma que hay una serie de indicaciones sencillas para los profesores que “pueden facilitar que la situación en el aula sea mucho más positiva y que los niños con TDAH mejoren su aprendizaje”. Estos son algunos consejos que da la psicóloga a los profesores:

Consejos para mejorar el rendimiento del ni˝o con TDAH en clase
- Situar al niño en primera fila, lejos de ventanas u otros elementos que puedan distraerle. Así, el niño también estará más cerca del profesor, quien podrá supervisarle y darle soluciones más fácilmente.

- Acordar con el niño una señal que pase inadvertida para el resto de la clase (tocarle en el hombro, poner la mano en su mesa, etc.) y que el profesor hará cuando detecte que el alumno se está distrayendo. El niño sabrá entonces que tiene que volver a prestar atención y no lo percibirá como una sanción. 

- Indicar el tiempo que tienen para hacer un ejercicio. Los relojes u otros marcadores para limitar el inicio y el final de la tarea facilitan que los niños con TDAH tomen conciencia del tiempo.

- Establecer una rutina para el funcionamiento de las clases es bueno para todos, pero también es un refuerzo importante para que los niños con TDAH entren en la dinámica.

- Como los niños hiperactivos tienen dificultades para autocontrolarse y dejar de moverse, se les puede dejar que se levanten, o darles una tarea que sirva para focalizar esa actividad, como recoger los ejercicios de los compañeros, repartir las hojas, salir a la pizarra…

- Es importante que cuando se dan explicaciones para el grupo, los profesores se dirijan al niñp con TDAH para asegurarse de que presta atención. También puede pedir al niño o a algún compañero que repita lo que tienen que hacer para asegurarse de que lo sabe.

- Trabajar las autoinstrucciones en voz alta, para que los niños piensen cómo tienen que hacer las cosas antes de hacerlas: qué hay que hacer, cuáles son los pasos a seguir, cómo lo estoy haciendo… Esto es útil para supervisar las tareas y para que el resultado sea más positivo.

- Durante la tarea, observar en la medida de lo posible si el niño la está realizando y, si no lo hace, reforzarle en su trabajo con los pasos anteriores para que retome la actividad.

- Establecer siempre el principio y el final en la tarea: “primero tenéis que leer el texto y, después, contestar las preguntas. Si termináis pronto, levantad la mano para que vaya a revisar el trabajo, en vez de poneros a hablar con el compañero”.

- Anticipar las consecuencias positivas y negativas que tiene hacer o no hacer las cosas: “si terminas pronto, puedes leer o pintar; pero si no haces los ejercicios, no podrás salir al recreo”.

- Si las tareas son muy largas, es importante fraccionarlas. Esto facilita que el niño sea capaz de terminar las tareas y se establecen periodos cortos para reforzar que preste atención.

- Reforzar siempre las conductas de todos los niños en general, pero de los que tienen TDAH en particular. Como los niños con TDAH suelen tener la autoestima baja y se les llama más la atención por lo que no hacen bien, es importante felicitarles por comportamientos concretos: “cómo me gusta cuando trabajas en silencio”, “qué bien has pensado este ejercicio”… Describir específicamente lo que han hecho bien les ayuda a interiorizar las normas y a mejorar su comportamiento. Cuantas más situaciones de refuerzo positivo haya durante el día, más probabilidad habrá de que se vayan eliminando las conductas negativas.

 

© 2004 - Sanitaria 2000, S.L.
Todos los derechos reservados.

Para solicitar el envío de Comunidad TDAH o para contactar con nosotros,
haga click en el siguiente enlace: contacto@comunidad-tdah.com